SENTIR ALICANTE

Publicado por Fran el 09 febrero 2015

SENTIR ALICANTE - FRAN BRAVO

En mi caso, como turista o visitante en otros lugares, siempre me gusta decir que he sentido ese lugar, que lo recuerdo por otras razones ajenas a lo común, a lo que me han pretendido vender como destino. Siempre que he llegado a un lugar he respirado hondo, me he llenado de su esencia y eso se ha convertido en el mayor de los recuerdos. No en vano, el olfato es el sentido que más recuerdos nos evoca y el que más incrustado queda en nuestra memoria.

¿Cuántas veces no hemos recordado un lugar, una vivencia, al volver a percibir una esencia u olor?.

500 SENTIR ALICANTE 1

Por eso, creo que hay algo mucho más importante para quien decide visitar nuestra provincia de Alicante que su alojamiento o su viaje, creo que todo aquel que nos visita debería conocer nuestras esencias, sabores, sensaciones y olores, debería sentir Alicante.

Sentir, vivir, disfrutar, recordar. Tomar aire, llenar nuestras glándulas olfativas de eso que de otro modo no se puede percibir, de todos esos matices que nos harán recordar haber sentido un lugar, haberlo vivido.

El olor a lonja, a salazón, a pescado recién capturado. El salitre de un puerto, pasear por el paseo marítimo, soñar con viajes a vela por nuestro mar mediterráneo. Divisar barcos que llegan a puerto, verles atracar, descargar las redes que se cosen a la vera de esos atraques. Volver a respirar a bocanadas cada pizca de brisa que juguetea en la punta de nuestra nariz, queriendo hacerse sueño en nuestra cabeza.

SENTIR ALICANTE - PUERTOS - FRAN BRAVO

Navegar hacía el amanecer en un corto trayecto, dejar caer el ancla cerca de la costa de la isla plana, isla de Tabarca. Olor a neopreno, a oxigeno embotellado, a plástico. Caer de espaldas sobre un lecho de posidonia, dejarte llevar por una ligera corriente, aletear y volver a dejarte llevar. Vuelta a tierra, pasear por las callejuelas de la isla, recuerdos de piratas, pescadores, pobladores de otras tierras. Sentir el vivir de sus gentes, enraizados en una bella isla frente a las costas de una tierra que vive desenfrenada, mientra ellos, evadidos del ajetreo diario, disfrutan de su tranquilidad, de sus quehaceres, de la vida en su isla.

El caracolear del río hasta sus fuentes. El frescor del agua venida de la montaña, fría, con fuerza, salvaje, que nos acerca todo lo que ha extraído de sus entrañas, de cada una de las laderas que ha rozado en su devenir a tierras bajas. Olores de romero, tomillo, almendro, níspero, olores de montaña que se hacen mediterráneos cuando el río toca la comisura del mar.

SENTIR ALICANTE -  RIOS

Fiestas de Moros y Cristianos, festejar nuestra identidad. Los trajes, los olores de sus rasos, panillas, piel de ángel, pedrerías, plumas y brillantes.

Hogueras, fuego, quema de lo mal vivido, recepción de lo bueno, cambio de año, nuevos propósitos, cambio a una nueva etapa.

La noche se hace día, reguero de finas gotas de luz, de agradecimientos en fuego suspendido, pólvora, luz, color en la nit de l´Albá.

Llamas de vela que tiñen la tarde, olor a cirio consumido, olor a raso nazareno, a pasión encendida. Cornetas resonando, repique de caja y tambor, silencio huérfano de palabras y más silencio en la semana santa.

500 SENTIR ALICANTE - FIESTAS

Olleta, trigo, gachamiga, potaje, cocido, gazpachos o caldero de pescado. Arroces de mar, de huerta, de montaña, esencias de cada una de las comarcas, pueblos, ciudades, casas, hogares, lumbres.

Arroz, alcachofa, judía, ñora, cebolla, ajo o alubia de nuestra huerta, pescado de nuestros puertos, conejo y especias de nuestros montes. Degustar cada plato, probar cada ración, cada parte, es probar lo que somos, hemos sido y seremos.

Olor a sarmiento, tocón de olivo o almendro ardiendo en el hogar, la lumbre que calienta el plato y envuelve nuestro recuerdo. Borbotear del caldo o del aceite, chisporroteo de la fritura, vapor de de especias, condimentos y hierbas.

SENTIR ALICANTE - COMIDA

Los vinos, de lo más hondo de los valles interiores a las viñas frente al mar. De los tintos con más fuerza a los blancos dulces o secos. Con cuerpo, ligero, fresco, del tiempo, aireado, reposado, envejecido, joven, cada uno de sus estados, de sus pasos, son los mismos que nos adornan a cada uno de nosotros, por beber de las mismas aguas, vivir en las mismas tierras que las viñas que nos dan su sagrado néctar.

Fondillón, el vino que marcó la historia, que nos muestra la esencia de nuestra tierra, el devenir de su tiempo, de sus años, del paso del tiempo en barricas, bodegas, alacenas, la esencia pura de nuestro ser.

SENTIR ALICANTE - VINOS

Cantueso, salvia, tomillo, poleo, rabo de gato, maría luisa, hinojo, san guillermo, anís estrellado o verde, plantas que cubren laderas, ribazos, umbrías, que curaron heridas, enfermedades, grandes remedios de botica, sanadores, curanderos. Esencias que nos acompañaron siempre, que marcan nuestra identidad. Hierbas que reposadas, maceradas, destiladas con alcohol, también alegran, visten y llenan nuestras mesas. Licores de la tierra, de nuestra identidad, cantuesos, herberos y anises, esencias, bálsamos, notas especiadas, sabores a monte, a tierra, refrescan, calientan, acompañan celebraciones y endulzan tertulias.

Turrones, chocolates, tortadas, tallaetes, pasteles de gloria, sequillos, rollicos, almendraos, pastissets de moniato, toñas, monas, coca boba, pastas de nuestra vida, endulce de niños, compañía de la mesa donde los licores llenan copas.

500 SENTIR ALICANTE - LICORES

Adobe, tierra, piedra, olor a antiguo, olor a piedra asentada que ha visto transcurrir los siglos. Fortalezas, castillos, torres, palacios que vigilan, coronan y vigilan las poblaciones, a sus habitantes. A sus faldas, a los pies de sus murallas, a las puertas de cada una de ellas, sentirse parte del tiempo, la sensación de respirar el mismo aire, sentir la misma brisa que reyes moros y cristianos, conquistadores o conquistados, sintieron hace decenas de siglos.

SENTIR ALICANTE - CASTILLOS

No hablo de lugares, hablo de vivencias, de sentimientos, esencias, recuerdos, hablo de sentir una tierra. ¿Para qué definir un punto en un mapa si para todos sería el mismo lugar si no se siente todo esto?, ¿por qué iba a ser diferente para cada uno si todos están en el mismo lugar y no percibiendo?, ¿ser o estar?, para cada cual lo sentido le evocara cosas diferentes, para cada cual, existirá y perdurará un Alicante diferente, una diferente forma de sentir Alicante.

SENTIR ALICANTE - SENTIR

¿Quieres sentir Alicante?.

Recuerda todas estas sensaciones, estas esencias y olores, estos sabores. Ven a Alicante con una caja imaginaria en tu mente, abierta, muy abierta para que todo esto la llene. Proponte percibir cada una de ellas de la forma más intensa posible.

Disfrútala, incluye todas aquellas percepciones que recibas, todos esos momentos que compartirías con otros.

Crea con todas estas sensaciones tu propia forma de sentir Alicante, hazlas tuyas como si de un álbum fotográfico se tratara, coge un trozo de la fruta, una botella de licor o vino, una porción de repostería, guárdala en casa, ni la bebas ni la comas, solo tenla guardada.

Cada vez que quieras recordar Alicante, huele, percibe el aroma de lo guardado y esa caja metafórica de tu mente se abrirá de par en par para devolverte a esos lugares que visitaste y sentiste en Alicante.

¿NO SABES POR DONDE EMPEZAR?

Te lo ponemos fácil.
Accede a los mapas de SENTIR ALICANTE, donde conocerás lugares donde ir adquiriendo todas estas percepciones.

THING LINK

DESCARGA LA APLICACIÓN “MIS MAPAS” EN TU SMART PHONE Y CONVIÉRTELO EN UN GPS PARA LLEGAR A ESTOS LUGARES.

Google-Play SENTIR ALICANTE FRAN BRAVO

appstore SENTIR ALICANTE FRAN BRAVO

VÍDEO SENTIR ALICANTE

VIDEO SENTIR ALICANTE - FRAN BRAVO

________________________________________________

SENTIR ALICANTE NO ES UN PROYECTO REAL.
SE BASA EN UNA IDEA:

Con SENTIR ALICANTE se pretende transmitir otros puntos de vista e interés dentro de la visita turística a la provincia de Alicante, poniendo el foco de atención en una serie de características que no se refieren a lo común, alojamiento, servicios, variedad cultural, haciendo hincapié en los sentimientos y percepciones que se tienen durante esa visita a la provincia.

En este caso se hace mención al global, provincia de Alicante, SENTIR ALICANTE, dando paso en otro post a la descripción de estos mismos detalles en algunas de las ciudades de la provincia de Alicante.

SENTIR ALICANTE describe como comienzo las percepciones de la provincia en general, para dar paso a SIENTE …., refiriéndose a cada una de  las percepciones únicas o características de esta localidad.

SIENTE VILLENA

Nueva entrada en el Blog, siguiendo con SENTIR ALICANTE

Tags: , , , , , , ,

One thought on “SENTIR ALICANTE

  1. Pingback: » SIENTE VILLENA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>